Siglas DIN: Norma y características

Cuando hablamos de las siglas DIN, o reglas DIN, nos referimos a estándares técnicos utilizados en Alemania para llevar a cabo el aseguramiento de la calidad de los productos industriales y científicos. Es decir, se trata de medidas que sirven para asegurar la calidad del producto. De hecho, algunos de estos estándares, como es el caso del que nos interesa en este artículo, tienen proyección internacional. Este es el estándar DIN 476, empleado para determinar los diseños, tamaños y formatos que deben seguirse durante la fabricación del papel. Las medidas más conocidas son las de las dimensiones del papel, como son las medidas DIN A3 o las medidas DIN A4. En este artículo te explicamos todo lo que tiene que ver con la regla DIN 476, sus normas y características y cuáles son los principales tamaños del papel. ¡Vamos a ello!

¿Qué son las normas DIN?

DIN es una abreviatura que proviene del alemán: Deutsches Institut für Normung —que traducido al español significa Instituto Alemán de Normalización—. Como mencionábamos en la introducción este organismo es el responsable de elaborar los estándares técnicos que permiten asegurar la calidad de la producción a nivel científico e industrial. Estos estándares se aplican a las empresas, al comercio, a los consumidores y a las instituciones públicas. Esta institución nació en Alemania, concretamente en Berlín, en el año 1917. La misma ejerce funciones muy similares a la de otros organismos internacionales, como son las normas ISO, las ASA, las AFNOR, o las BSI. Las reglas DIN surgieron durante el conflicto bélico de la Primera Guerra Mundial y a partir de las exigencias del gobierno al sector privado para que se implicara en la industria bélica definiendo modelos y criterios de producción eficaces. En la actualidad, las reglas DIN son compiladas y comercializadas por la editorial Beuth-Verlag.

¿Qué es la norma DIN 476?

La norma DIN 476, creada en 1922, es una de las muchas establecidas por el Instituto Alemán de Normalización. Se trata de una norma adoptada por la mayoría de los organismos de normalización nacionales de Europa. Esta tiene como función establecer los estándares de los formatos del papel —o tamaños del papel— a nivel global para que los productos sean idénticos en cada país y resulten útiles —por ejemplo, para que se adapten a cada impresora—. La norma DIN 476 establece, así mismo, que el formato de referencia del papel debe estar basado en la serie A0 (área 0) y que este debe abarcar una superficie de un metro cuadrado. Con ello, lo que se consigue es mantener una relación ideal, ya que, al cortarse por la mitad, da lugar a una nueva medida A1 y así sucesivamente —siempre y cuando la división se realice por el lado más largo—. Las medidas DIN A3 y las medidas DIN A4 son las más utilizadas para llevar a cabo las impresiones.

Medidas y estándares de impresión

Acabamos de ver que los tamaños del papel, o dimensiones del papel, son establecidos por la norma DIN 476 con base en su medida principal A0 con superficie de un metro cuadrado y porción 1 —y con unas dimensiones de 841x1189 mm—. Estos formatos estándares del papel guardan gran relación con las impresoras debido a que nos permiten aprovechar al máximo el papel y evitar su desperdicio, entre otras. A continuación, vemos cuáles son las dimensiones estándares del papel establecidas por la normativa DIN:

Formato Medidas Superficie Proporción
A0 1189 x 841 mm 1 m2 1
A1 841 x 594 mm 0,5 m2 2
A2 594 x 420 mm 0,25 m2 4
A3 420 x 297 mm 0,125 m2 8
A4 297 x 210 mm 0,0625 m2 16
A5 210 x 148 mm 0,04125 m2 32
A6 148 x 105 mm 0,015625 m2 64
A7 105 x 74 mm 0,0078125 m2 128
A8 74 x 52 mm 0,00390625 m2 256

Como ves, la medida más pequeña del primer formato se corresponde con la más grande del formato siguiente, y así sucesivamente. Esto indica que guardan una relación debido a que siempre que cortemos por la mitad en el lado más largo de un formato obtendremos el lado más largo del siguiente formato. Es por eso que las medidas DIN A4, en su lado más largo, siempre serán igual a las medidas DIN A3, en su lado más pequeño. La proporción lo que viene a indicar es el número de unidades que se necesitan para completar el tamaño del formato referente A0. Por ejemplo, en el caso de las medidas DIN A4 se necesitan dieciséis unidades para conseguir un papel del tamaño A0. En el caso de las medidas A3, se necesitan solo 8 unidades para alcanzar la medida inicial.