Pasta de papel: diferencias entre la química y la mecánica

La elaboración del papel es un proceso complejo desde que se obtiene la materia prima de la madera de los árboles, hasta que acaba convertido en un producto apto para su comercialización. Resumidamente, el proceso implica la conversión de la madera en pulpa, la cual puede ser mezclada con productos químicos —pasta química del papel— o continuar su fabricación con procesos mecánicos —pasta mecánica del papel— y la posterior eliminación del agua.

La pasta de papel adquiere así diferentes aspectos y características, pero ¿Qué es lo que hace diferente una pasta de otra? A continuación, te explicamos cuáles son las diferencias entre pasta mecánica de papel y pasta química del papel, así como las características químicas del papel y todo lo que necesitas saber sobre este producto. Sigue leyendo para más información.

¿Qué es la pasta de papel?

La pasta de papel es un material compuesto por varios ingredientes, entre los cuales el más esencial es la pulpa de papel. Esta última se obtiene directamente de la madera y se compone de fibras de madera mezcladas con productos químicos o molidos. La pasta de papel puede ser mecánica o química, dependiendo del tipo de pasta de papel que se emplee, el producto final variará en cuanto a las características. Pudiendo dar lugar, de esta forma, a los diferentes tipos de papel que existen, como son el papel couché —o papel estucado o satinado—, papel offset —para imprimir—, papel reciclado, papel creativo y papel higiénico o sanitario.

Características químicas del papel

Las características químicas del papel varían dependiendo de la pasta de papel con el cual ha sido fabricado. Estas propiedades se definen en función del grado de acidez del papel, del tipo y grado de encolado, de las cenizas que contenga, pero —sobre todo— de la lignina en el papel.

La lignina en el papel, así como la celulosa y la hemicelulosa son los principales polímeros que constituyen las plantas. La lignina es un polímero natural, amorfo y tridimensional que se caracteriza por tener una estructura muy compleja que varía dependiendo de la biomasa, así como de los procesos de extracción. Este componente dota de rigidez a la planta y actúa como adhesivo de los otros dos compuestos con el fin de mantener la integridad estructural.

Dependiendo de la cantidad de lignina en el papel, tendremos un tipo de pasta u otra. Lo vemos con más detalle.

Tipos de pasta de papel: diferencias entre la pasta mecánica de papel y la pasta química del papel

Cuando hablamos de pasta de papel nos encontramos con dos tipos, que son los que dan lugar a los diferentes productos de papel que podemos encontrar en el mercado. La cantidad de lignina influye en el tipo de pasta de papel que se obtiene. Este compuesto, esencial en todas las plantas debido a que aporta rigidez al árbol, tiene unos pigmentos que oscurecen el producto final.

Pasta mecánica de papel

La pasta mecánica de papel es aquella que se obtiene a raíz de maderas resinosas. El proceso de fabricación de esta pasta implica la trituración de las fibras de madera en agua mediante la acción de una muela cilíndrica. Este proceso sirve, además, para aumentar la temperatura de las fibras de madera con el fin de eliminar una parte de la lignina que se contiene en esta pasta de papel. Ahora bien, el método mecánico no permite eliminar por completo la cantidad de lignina que contienen las fibras de madera. Es por esta razón que el producto final que se obtiene mediante la pasta mecánica de papel se utiliza para la fabricación de papel de prensa, cartón prensado, cartoncillos, guías telefónicas… Existen varios tipos pasta de papel mecánica, dependiendo del proceso. Estos son:

  • Pasta mecánica de muelas: La pasta mecánica de papel se obtiene de troncos resinosos. Por lo general, la madera empleada proviene de árboles como el abeto o el pino. En este proceso se emplea una muela cilíndrica abrasiva que se va humedeciendo de manera constante. La temperatura por fricción que pueden alcanzar las capas fibrosas es de unos 170º C.
  • Pasta mecánica de astillas y refinos: En este caso se separan las fibras mediante desfibriladores de disco. Esta pasta está menos degradada y puede ser sometida a un tratamiento químico posterior.
  • Pasta temomecánica: Lo que ocurre en este caso es que las astillas se someten a vapor de elevada temperatura para que se reblandezcan, sufriendo menos que en los otros dos procesos. Las fibras que se obtienen son más largas.

Pasta química del papel

La pasta química del papel se obtiene una vez que se han triturado las fibras de madera, las cuales se someten a un proceso químico mediante el cual se elimina la lignina de la pasta que se genera. Para ello, estas pasan por un proceso de cocción que, dependiendo de su intensidad, eliminará más o menos lignina. Los procesos de cocción de la pasta química del papel son dos, mediante bisulfato o mediante sulfato —o Kraft—. Además, esta se puede hacer de manera continua o discontinuada. En el primero de los casos, la madera se va introduciendo continuamente y se va extrayendo la pasta de manera simultánea. En el proceso discontinuo, esta se somete a un tiempo de cocción hasta que esté lista, después se vacía y se lava. Posteriormente se vuelven a introducir más madera. Los tipos de pasta de papel química que se obtienen con este sistema varían en función del método empleado:

  • Método al biosulfito: La eliminación de la lignina es sencilla por lo que se obtienen compuestos ricos en hemicelulosas.
  • Método al sulfato o Kraft: También conocido como proceso alcalino o a la sosa. Las astillas se introducen en una zona de vapor, después se dosifica el reactivo hasta que se impregna y se cuecen. Por último, se lava y se blanquea.

Diferencias entre la pasta mecánica de papel y la pasta química del papel

En la pasta mecánica de papel se aprovecha el 95% de la madera, por tanto, contiene celulosa, hemicelulosa y lignina —a diferencia de la pasta química del papel—. Esto proporciona mayor opacidad y espesor, ideal para papeles de bajo gramaje. Por esta razón, un papel de pasta mecánica con el mismo gramaje y acabado será más grueso que un papel de pasta química con las mismas características.

Ahora bien, el diseño y aspecto de los productos que se obtienen con pasta mecánica no son aptos para la impresión o las oficinas, mientras que los de la pasta química sí. La razón de ello es que estos son más refinados y son blanqueados. Estos son más costosos que los de pasta mecánica.