Impresión offset: qué es y cómo funciona

La impresión offset es uno de los métodos de impresión más populares que podemos encontrar. Una de las características de este sistema de impresión es que trabaja de manera indirecta —similar a una litografía—, es decir, la tinta se transfiere por presión gracias a los diferentes rodillos con los que cuenta. Además, este tipo de impresión destaca porque permite realizar una gran cantidad de impresiones en apenas unos minutos, abaratando el coste de las mismas cuanto mayor es la tirada.

Si quieres saber exactamente qué es la impresión offset y cómo funciona, te recomendamos que leas este artículo. A continuación, respondemos a estas dudas y a otras muy comunes, como cuáles son los formatos de impresión offset y en qué se diferencia este método de la impresión digital.

Qué es impresión offset

El sistema de impresión offset es un sistema de impresión indirecto. Esto significa que la imagen no se imprime directamente sobre el soporte utilizado, sino que lo hace a través de rodillos de caucho. Pero, exactamente ¿qué es lo que ocurre? ¿cómo funciona el sistema de impresión offset?

La impresión offset funciona de la siguiente manera. Primero se aplica tinta sobre rodillos de goma las planchas metálicas —hay un mínimo de 4—, para crear en conjunto la imagen que queremos. Como decíamos, la imagen no pasa directamente al papel —motivo por el cual se trata de una impresión indirecta y recibe el nombre de offset—, sino que pasa a un cilindro de caucho y después al soporte final —papel o plástico—.

El sistema de impresión de los rodillos es el siguiente: Primero, unos rodillos con tinta, otros son mojadores que bañan las zonas de la plancha de ilustración en las cuales la imagen no utiliza tinta —zonas hidrófobas—. Para ello se utiliza una solución que repele la misma. Después, los rodillos entintadores aplican una tinta oleosa en las zonas de la imagen con compuesto hidrófobo y con la forma del motivo que se vaya a imprimir —el cual ha sido grabado previamente en la plancha de ilustración—. La plancha es un soporte plano de aleación metálica. Esta lleva una película fotosensible y lipofílica por una cara. Además, es monocromática, lo que significa que solo puede transferir un color —por lo que es necesario descomponer la imagen para cada uno de ellos—. También se necesitarían 4 planchas para realizar una cuatricromía de acuerdo con la gama de colores CMYK. e incluso 6 planchas para realizar una hexacromía.

Cuando las planchas se han descompuesto en los diferentes colores, se colocan en los cuerpos impresores de la máquina, concretamente se colocan en los rodillos. Estos, a su vez, están en contacto con los mojadores y con los entintadores. La plancha recibe agua por un lado y la tinta por el otro. Ahora bien, gracias a la característica lipofílica de la emulsión de la plancha solo recibe el color la zona de la imagen que interesa y la que no lo repele. Una vez que recibe la tinta, se plasma al caucho e inmediatamente al papel, el cual pasa a otro rodillo y continua con el proceso de impresión recibiendo la tinta del color que falta —hasta pasar por las cuatro planchas y al final de la maquina estaría un calentador para el secado de la tinta, consiguiendo la imagen final impresa—.

Características de la impresión offset

Acabamos de ver qué es impresión offset. Ahora bien ¿Por qué es tan utilizada? La impresión offset proporciona una gran cantidad de ventajas, la principal de ellas es que ofrece una reproducción casi exacta de la imagen en el papel. Además, de que puede utilizarse en todo tipo de papeles. Ello lo consigue gracias a sus características

  • Las máquinas de impresión se dividen en cuerpos de impresión. Es decir, el producto que sale de la impresora pasa por varias etapas —o cuerpos— hasta que se obtiene la impresión deseada. Todos los cuerpos de impresión son iguales entre sí, ahora bien, lo que cambia es la tinta que se aplica en ellos. Es decir, cada cuerpo de impresión solo es capaz de imprimir uno de los colores. En los cuerpos se encuentran las planchas de impresión.
  • La impresión ofrece una mejor calidad con respecto a una impresión directa sobre el papel. Ello provocaría un desgaste mucho más rápido de las planchas de impresión.
  • La escala que se utiliza para imprimir en cuatricromía es la de colores CMYK (Cyan, Magenta, Yellow & Black) aunque también se pueden utilizar otros clores, como son los Pantone especiales —como el oro o metalizados—. Además, de los lacados y barnices —para ello, la impresora necesita tener instalados cuerpos adicionales—.
  • El orden de impresión de los colores es el siguiente. El primer lugar se encuentra el negro, después va el cyan, seguidamente el magenta y por último el amarillo. El amarillo es el más trasparente, razón por la cual actúa también como protector del papel.

Formatos de impresión offset

Los formatos de impresión offset son muy variados. Este sistema admite una gran cantidad de tamaños y tipos de papeles. Por lo general, los pliegos más utilizados en los formatos de impresión offset son los de 52 x 70 cm; y 70 x 100.cm.

Diferencia entre impresión digital y offset

La diferencia de la impresión digital con la offset es que la digital no utiliza planchas para imprimir, sino que la información va directamente a la máquina. Ahora bien, podemos encontrar muchos tipos de impresión digital, como la que utilizamos en las máquinas de imprimir en casa, hasta máquinas que superan el millón de euros —a nivel industrial—. La diferencia con respecto a la offset es que esta impresora realiza impresiones inmediatas, sin embargo el tamaño de la hoja, así como la gama de papeles que se puede utilizar, es más limitada.