Breve historia de la invención de la imprenta


La invención de la imprenta fue uno de los inventos que más influyeron en el transcurso de nuestra historia, ello supuso un giro radical en los acontecimientos que se devendrían en los sucesivos años. La invención de la imprenta significó un cambio a nivel histórico, cultural e intelectual, una evolución de la mentalidad estancada en la Edad Media y un paso hacia la Edad Moderna y el Renacimiento. En este artículo vamos a conocer más sobre el acontecimiento de la invención de la imprenta y su historia, quién inventó la imprenta y todo lo que ello supuso hasta la fecha de la imprenta moderna. Te lo explicamos, a continuación.

¿Quién inventó la imprenta?

Responder a quién inventó la imprenta nos traslada a finales de la etapa de la Edad Media y a principios de la Edad Moderna. La invención de la imprenta se atribuye al alemán, Johannes Gutenberg en el año 1440. Gutenberg es considerado como “el padre de la imprenta”, tras años intentando disputarse el título entre franceses, italianos, holandeses y alemanes. Johannes Gutenberg era un orfebre alemán de religión cristiana conocedor del arte de la fundición del oro y encargado de realizar todo tipo de trabajos artísticos con metales preciosos y aleaciones entre ellos. Gutenberg inventó la imprenta en 1440 con tipos móviles moderna —la más parecida a la actual en aquella época—. De hecho, uno de sus trabajos más destacados es el conocido como la Biblia de 42 líneas, debido a que fue el primer libro impreso con tipografía móvil. El número de líneas tiene que ver con la cantidad de estas que presenta la biblia en cada página. El inventor de la imprenta moderna nació en Maguncia, Alemania, en el año 1400, aproximadamente. En la casa llamada zum Gutenberg —al igual que su apellido, que en realidad era Gensfleisch —. Gutenberg cambió su anterior apellido debido a la traducción que solía atribuirse a esta palabra en el país germano, similar a “carne de ganso”. Los padres del inventor de la imprenta moderna fueron Friedrich Friele Gensfleisch y Else Wirich. Johannes Guttenber se trasladó a Estrasburgo dejando sus trabajos de orfebre para dedicarse a los grabados en madera. Poco a poco, fue desarrollando su técnica de litografía, escribiendo sus primeros textos. La máxima de Gutenberg fue realizar una copia de la biblia en el menor tiempo posible, por ello, dedicó la gran mayoría de sus años a inventar una imprenta con tipos móviles para cada letra del abecedario con los cuales demostraría que podría realizar muchas más impresiones que mediante la copia a mano por parte de los monjes. Al final su biblia fue publicada en el año 1456 en dos tomos de 324 y 319 páginas. En total se imprimieron un total de 180 unidades —muy superiores a las copias a mano—.

Quien%20invento%20la%20imprenta.jpg

Historia de la imprenta

La historia de la imprenta o invención de la imprenta moderna tiene lugar, como decíamos, a finales de la Edad Media y a principios de la Edad Moderna —casi con el descubrimiento de Colón en 1492—. Ahora bien, antes de esta hubo otro tipo de imprentas, aunque mucho más rudimentarias. Una de ellas es la realizada entre el año 1041 y 1048 por el inventor chino, Bì Shèng. Shèng diseño el primer sistema de imprenta de tipos móviles con papel de arroz. Sin embargo, el sistema era demasiado complejo debido a que se tallaban los caracteres chinos sueltos dispuestos en fila desde piezas de porcelana, por lo que no tuvo tanta aceptación como la de Gutenberg hecha con piezas metálicas que el mismo diseñó gracias a su experiencia como orfebre. Los años posteriores a 1440 —fecha en la que se inventó la imprenta moderna— se tradujeron en una rápida expansión de este invento. En apenas 30 años la cantidad de imprentas de Gutenberg ya se había distribuido por más de 110 lugares de Europa. Uno de los países en los que más aceptación tuvo la invención de la imprenta fue en Italia, superando incluso a las del país de origen. En algunos países como España, Inglaterra o Francia la imprenta no tuvo tanta aceptación debido a que el comercio del libro y de las impresiones pertenecía a las ediciones italianas, que eran las principales distribuidoras de estos productos. La evolución de la imprenta dio lugar, a otro tipo de publicaciones —aparte de los libros— como las tiradas de prensa con los primeros impresos con noticias contemporáneas en forma de hojas sueltas. Rápidamente, la imprenta y las nuevas impresoras ganaron terreno permitiendo la impresión de cientos de copias de libros y miles de tiradas en el mínimo tiempo hasta la fecha actual, expandiéndose por todo el mundo.

¿Qué importancia tuvo la invención de la imprenta?

Mencionábamos en la introducción que la invención de la imprenta supuso un cambio a nivel histórico, cultural e intelectual. Esto es así debido a que con este invento se dio paso a la impresión de cientos de copias de libros y documentos de todo tipo que hasta la fecha estaban restringidos a solo unos pocos por parte de la iglesia católica, ya que los monjes eran los únicos responsables de las copias manuscritas. En la etapa del Feudalismo, la iglesia católica otorgaba exclusivamente el papel para la reproducción y difusión de conocimientos a la institución religiosa. De esta forma, prohibía los temas de los que no se podían hablar y permitía que se hablaran de los que más le interesaba. La invención de la imprenta, Renacimiento e intelectualidad son conceptos que van unidos. Con la invención de la imprenta se multiplicaron los textos que existían en la última etapa de la Edad Media —y a principios de la etapa del Renacimiento—, lo que supuso una ampliación del número de lectores y de las personas que se interesaban por la lectura y por adquirir conocimientos nuevos —aumentando considerablemente el nivel de alfabetización de la población—. Por supuesto, a nivel histórico y cultural la invención de la imprenta fue de vital importancia. Ello permitió recopilar una gran parte de la información de aquella época que —de otra forma hubiera desaparecido—, además de expandir la cultura por el resto de ciudades y regiones de todo el mundo.