Tips para diseñar una papelería corporativa

La identidad visual es imprescindible en cualquier empresa. Esta es un reflejo de quienes somos, de cómo somos y de los valores que queremos transmitir. Conseguir un buen branding de nuestra marca será complicado si no contamos con la papelería corporativa adecuada que nos confiera la identidad que buscamos transmitir a través de los diferentes medios de expresión. A continuación, te explicamos algunos tips para diseñar papelería corporativa de calidad. Continúa con la lectura para más información.

¿Qué es la papelería corporativa?

Cuando hablamos de papelería corporativa nos referimos a la entidad corporativa, es decir, a todos los elementos gráficos que son utilizados por una empresa para la comunicación y el marketing. Véase, por ejemplo, al enviar cartas a los afiliados, en las tarjetas de visita, en los folletos publicitarios, en la carta del menú, en las facturas o albaranes… Pensar en la papelería corporativa es pensar en proyectar la empresa, en consolidar su imagen y en llegar a un mayor número de personas transmitiendo el mensaje correcto de quiénes somos. Hay muchas estrategias que pueden ayudarte a diseñar papelería corporativa eficaz y de calidad, a continuación, te explicamos cuáles son los tips más recomendados.

Diseño de papelería básica: el logotipo

Cuando hablamos de papelería de diseño, lo primero que debemos hacer es pensar en el logotipo. Este forma parte del diseño de la papelería básica y se merece una parte muy importante de nuestra atención. Para elaborar el logotipo debemos pensar en qué es lo que queremos transmitir de un simple vistazo y cuál es el mensaje que queremos dar. Nuestra recomendación a la hora de elaborar un logo es que tengas en cuenta que la simplicidad ayuda a que sea fácilmente reconocible y memorable, por lo tanto, evita los diseños sobrecargados. Ten en cuenta las siguientes características:

  • Utiliza un máximo de 3 colores.
  • Emplea una tipografía fácil de leer o créala tú mismo.
  • Evita los degradados y las sombras.
  • Evita utilizar elementos innecesarios que distraigan la atención del mensaje principal.

Empieza-por-lo-basico-y-sigue-creciendo.

Adaptación del logo a la papelería corporativa

Como explicábamos, el logo forma parte de los elementos del diseño corporativo esenciales. Ahora bien, a la hora de diseñarlo, hay que pensar más allá. Al diseñar una marca hay que tener en cuenta que esta se aplicará en diferentes soportes, ya sean sobres, tickets, facturas, carpetas o, incluso, webs. Por lo tanto, tienes que fijarte en que esta quede bien en los diferentes medios. Es decir, en cómo aplicarlo en los diferentes soportes y en cómo se adaptará al entorno de cada uno de ellos.

Papelería y branding: otros elementos del diseño corporativo

El branding es el proceso de definición y de construcción de una marca y dentro de él se encuentra la papelería corporativa —o la identidad corporativa—. Hablar de esta última no es referirse únicamente al logotipo… en papelería y branding influye también el naming —o asignación del nombre, si es que no lo tenemos—, el posicionamiento, la lealtad de la marca y la arquitectura de la marca. Al pensar en otros elementos de diseño corporativo relacionados con la papelería —aparte del logo— debemos tener en cuenta la tipografía que vamos a emplear en los diferentes formatos, las paletas de colores, el lenguaje —más directo o más general, más informal o más serio, más juvenil…—, el tipo de fotografías que se emplearán y la iconografía. Te recomendamos que tengas en cuenta los siguientes elementos para añadir en tus diseños corporativos:

  • Iconografía: Como explicábamos, una marca no es solo el logotipo. Una marca y el diseño de papelería básica debe complementarse con iconografía que puede utilizarse en el diseño de la interfaz de la web, en los folletos publicitarios, en los sobres, en las cartas del menú…
  • La tipografía: Las letras que empleamos en los mensajes que enviamos son también muy importante. Marcas como Mr. Wonderful han sabido jugar muy bien con esto último, y no solo lo vemos en sus productos y sus frases motivadores y originales, el mensaje se trasmite de igual manera en su página web, en sus anuncios y en el resto de papelería corporativa con la que cuentan.
  • Las fotografías: Por supuesto, una foto en concreto no forma parte de una marca, pero sí el tipo de disparo que se utiliza, los contrastes, el ángulo y la exposición. En la papelería de diseño debemos pensar, también, en qué tipo de imágenes o fotografías queremos y cómo las vamos a realizar. En papelería y branding es muy importante cuidar de las fotografías para mejorar nuestro reconocimiento de la marca.
  • El lenguaje empleado: Este depende de los valores que queremos transmitir y del público al que queremos llegar.

Papelería de diseño: la paleta de colores

Hacíamos mención a ello en la explicación sobre logo y papelería, de igual manera, aprovechamos este punto para hacer una mayor incisión sobre la cuestión de la paleta de colores. Y es que no se trata de ir cambiando de colores entre un diseño y otro, así como tampoco de seleccionar unos colores predeterminados y listo. Debes elegirlos, pero con cuidado. Ten en cuenta que los colores transmiten muchas sensaciones, de hecho hay estudios que demuestran qué sentimientos transmite cada uno de ellos. Nuestra recomendación es que optes por una paleta armónica y que emplees un máximo de tres colores diferentes. Puedes buscar ejemplos e inspiración en tus marcas preferidas.

Empieza por lo básico y sigue creciendo

El primer soporte en el que debes plasmar tu diseño de papelería corporativa es en una tarjeta de visita. Si los elementos del diseño corporativo quedan bien en esta, entonces tendrás hecha una gran parte del trabajo. Ten en cuenta que las tarjetas suelen tener una dimensión de 85x55 cm, por lo que es difícil acertar a la primera. Una vez que hayas pasado el primer obstáculo, continúa con otras piezas mayores como folios, folletos, sobres, facturas, tickets, tazas, libretas, bolsas, bolígrafos e, incluso, indumentaria —dependiendo de cada empresa—. Es aconsejable que cada pieza tenga variaciones entre sí, pero que siempre conserven el mismo estilo. Por último, transmite tu papelería de diseño a los medios digitales. Las webs son los entornos en los cuales se verá si nuestra marca es realmente dinámica o no por parte de una audiencia global y si hemos pensado bien en todos los elementos que explicábamos más arriba, por ello, hay que prestar mucha atención al diseño y creación de la misma.