Tarjetas de visita: tamaños, materiales y formas más populares

El mercado ha cambiado mucho con el paso de los años y cada vez es más difícil sobresalir entre el resto. Toda acción encaminada a destacar entre la competencia se convierte hoy en día en una inversión necesaria, tanto en tiempo como en gastos, para poder llegar a donde tenemos que hacerlo. Las tarjetas de visita forman parte del ADN de la empresa o del trabajado por cuenta propia. Es muy importante cuidar los materiales que se emplean, el diseño y el aspecto de las mismas para hacer llegar el mensaje correcto y para destacar entre el resto —una tarjeta de visita cuidada y trabajada siempre llamará más la atención que otra más sencilla a la cual no se le ha dedicado tiempo—.

Ahora bien ¿En qué debemos fijarnos para hacer nuestra tarjeta de visita? En este artículo nos centramos únicamente en las cuestiones estéticas, las cuales resultan determinantes para su elaboración —no analizamos, por ende, el contenido que debe incluir la tarjeta puesto que ello requeriría un artículo aparte—. Así pues, te hablamos de los tres aspectos más importantes a tener en cuenta a nivel estético: El tamaño de la tarjeta de visita —o medidas tarjeta visita—, el material y las formas de tarjetas. ¡Vamos a ello!

¿Qué son las tarjetas de visita?

Las tarjetas de visita son piezas rectangulares, hechas principalmente de cartulina, que son utilizadas para proporcionar la información de contacto personal o de nuestro negocio. Estas funcionan como una herramienta de marketing personal y de la empresa creando un impacto positivo en el cual se transmiten nuestros valores y, por supuesto, los datos de contacto. Además, en algunas ocasiones, las tarjetas de visita pueden contener información sobre los servicios que presta una determinada empresa. En resumen, se trata de un objeto físico que funciona como identificación. Estas suelen incluir el nombre y apellidos, el cargo o título, la dirección, email y teléfono, y el logotipo y nombre de la compañía.

Tamaño tarjeta visita: ¿Cuáles son las medidas de la tarjeta de visita?

Como indicábamos en la introducción la mercadotecnia ha cambiado de manera considerable con el paso del tiempo, razón por la cual podemos encontrarnos con tarjetas de visita con diferentes formas, materiales y aspectos. Ahora bien, en lo que se refiere al tamaño de la tarjeta de visita no es aconsejable variar demasiado, puesto que existe un estándar que —además de ser utilizado por la mayoría de las personas— se acopla perfectamente a los bolsillos de la cartera o a los tarjeteros.

Tamaño tarjeta de visita estándar

Las medidas de la tarjeta de visita estándar, las de toda la vida, son de 85 mm x 55 mm. Se trata de un tamaño muy similar al de las tarjetas de crédito o al del carnet de conducir —en el caso de España—. Este tamaño permite guardar las tarjetas cómodamente en la cartera o tarjetero especial.

Medidas tarjeta de visita en otros países o regiones

Acabamos de mencionar cuál es el tamaño de la tarjeta de visita más común —es decir de una tarjeta de visita clásica—. Ahora bien, debes tener en cuenta que, dependiendo del país o de la región, este puede variar. Presta atención a los siguientes datos:

  • Tamaño tarjeta visita Europa: 85 x 55 mm.
  • Tamaño tarjeta visita Rusia: 90 x 50 mm.
  • Tamaño tarjeta visita Estados Unidos y Canadá: 88,9 x 50,8 mm.
  • Tamaño tarjeta visita Japón: 91 x 55 mm.
  • Tamaño tarjeta visita resto del mundo: 85 x 55 mm.

Material de la tarjeta de visita

Tan importante como es el tamaño de la tarjeta de visita lo es también el material que se emplea para fabricarla. Y es que el grosor, el acabado y las diferentes texturas dicen mucho de la calidad de la tarjeta, así como de la persona o empresa que la entrega. Al diseñar una tarjeta de visita debemos prestar atención al material que utilizamos, así como a los acabados que proporcionan. Lo vemos con más detalle.

Materiales de las tarjetas de vista

El material de las tarjetas de visita puede ser de varios tipos, estos son:

  • Tarjetas de visita cartulina: Es el material más utilizado en la fabricación de las tarjetas de vista. Y es que el gramaje de la cartulina resulta mayor que el del folio, aunque sin llegar a ser cartón. Las tarjetas, en este caso, suelen variar entre un grosor de 180 a 280 gramos. Además, una de las ventajas de la cartulina en su utilización para el diseño de tarjetas de visita es que estas están disponibles en diferentes colores, lo cual nos permite jugar con la originalidad y creatividad.
  • Tarjetas de visita papel Kraft: El papel Kraft se ha convertido hoy en día en un material muy empleado en la elaboración de tarjetas de visita debido a sus características ecológicas, pero también a que proporcionan un mayor grosor y una textura diferente. Aunque el color natural del papel Kraft es el marrón, este puede encontrarse también en otros colores tintados. Las tarjetas de visita papel Kraft son muy populares en la actualidad.
  • Tarjetas de visita plástico: Las tarjetas de plástico —o tarjetas plastificadas— también son comunes, aunque no tanto como las anteriores debido a que su coste de fabricación resulta más elevado. En este caso, podemos encontrarnos con tarjetas de visita que juegan con las transparencias, principalmente.

Los acabados y texturas de las tarjetas de visita

Dependiendo del material empleado para la fabricación de las tarjetas de visita, el acabado y la textura puede variar. Así pues, en cartulinas lo más común es encontrarnos con tarjetas de visita con brillo, aunque también las podemos encontrar en mate. Las tarjetas de visita papel kraft tienen un acabado mate y rugoso por lo general. Ahora bien, estas últimas nos ofrecen la posibilidad de jugar con los grabados e incluso con el gofrado —producir un relieve en el papel por el efecto de la presión—.

Tarjeta de visitas con formas ¿Qué tener en cuenta?

Las formas de tarjetas nos permiten jugar con la creatividad y originalidad de las mismas. Ahora bien, hay que tener en cuenta que esto puede interferir en el tamaño final de nuestro producto, puesto que no siempre será aconsejable. Cuando hablamos de las formas de tarjetas —o tarjetas de visita con formas— podemos encontrarnos las siguientes:

  • Tarjetas de visita clásicas: La forma de la tarjeta es rectangular y las esquinas cuadradas.
  • Tarjetas de visita cuadradas: Estas tarjetas tienen una forma cuadrada. Se trata de diseños más creativos que no se adaptan a las medidas estándares.
  • Tarjetas de visita con esquinas redondeadas: Son iguales que las tarjetas clásicas. La única diferencia en que las esquinas son redondeada.
  • Tarjetas de visita dobladas: Las tarjetas de visita con formas dobladas son las más creativas. Estas suelen plegarse en dos —de manera horizontal o vertical—.